sábado, 1 de enero de 2011

LIMÓN


Citrus limonum

Arbol pequeño perennifolio cultivado en los países del Mediterráneo.

Este aceite se extrae mediante presión en frío de la cáscara del fruto, donde se encuentran las esencias acumuladas en pequeñas glándulas o bolsas oleíferas. Para obtener 100 ml son necesarias las cáscaras de 20 Kg de limones aproximadamente, esto se puede considerar que es un rendimiento elevado se lo comparamos con el de otras plantas aromáticas.

Componentes activos: Limoneno (hasta un 90%), pineno, felandreno, canfeno, linalol, acetatos de linalol y geranio, citral (hasta un 3,5%) y citronelal.

Tiene gran cantidad de aplicaciones.

En alimentación se puede añadir una gota en jarabes, zumos, batidos u otras bebidas para aromatizarlas, así como en helados o cubitos de hielo. Favorece la digestión y actúa contra la hiperacidez gástrica. La esencia de limón es fría, como la de otros cítricos, es mejor conservarla en el frigorífico.

El aceite de limón presenta muchas propiedades prácticas para el cuidado de la piel, puesto que es antiséptico, astringente, curativo, depurativo y aclarante. Mejora la circulación sanguínea y linfática. Añadido al baño estimula la circulación y reanima los sentidos. Actúa como vitalizante y se puede agregar a tónicos cutáneos, a cremas anticelulitis, a lociones para pieles mixtas o grasas, a cremas de manos para fortalecer las uñas quebradizas y a champús para cabellos grasos. Añadido a compresas o vapores sirve para limpiar pieles con acné o impurezas. En perfumería el aceite de limón es un componente fundamental del agua de colonia.

Purifica el aire, favorece la concentración, mantiene alejados a hormigas y polillas y es un excelente desinfectante.

En terapia se utiliza en casos de gripe con fiebre, haciendo lavados con una o dos gotas de aceite esencial. Y en casos de afonía o dolor de garganta usado en gargarismos mezclado con sal y agua. Calma el picor de las picaduras de insectos.

Combina bien con: Otras esencias cítricas, todas las esencias florales, eucalipto, incienso, enebro.

Precauciones: No utilizar sobre la piel antes de exponerse al sol, ya que contiene ingredientes que pueden reaccionar con los rayos ultravioleta y provocar una irritación cutánea. Y evitar su uso prolongado en caso de baja presión sanguínea.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada